"Laozi, Sócrates, Aristóteles, el Eneagrama, San Agustín, A. Maslow, C.G.Jung, Katharine Briggs e Isabel Mayers, Robert Keagan, Timothy Gallwey, Jonh Whitmore, Daniel Goleman…"













"La aptitud emocional es una meta-habilidad y determina lo bien que podemos utilizar cualquier otro talento, incluido el intelecto puro"














"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja"

En la Antigua Grecia, Sócrates logró cautivar al oráculo griego con sus razonamientos y elocuencia, a los que llegaba con sus conocidos diálogos. Modificó el significado médico que tenía la Mayéutica y lo reorientó al ámbito del conocimiento. Mientras el significado real de mayéutica es "El arte de hacer nacer (bebés)" Sócrates lo focalizó en "El arte de hacer nacer o arte de dar a luz (al humano pensador). El estilo socrático, la Mayéutica, se basa en la capacidad intrínseca de cada individuo. Es una técnica a base de preguntas por la cual la persona llega al conocimiento a través de sus propias conclusiones.

Platón fundó la Academia de Atenas dedicada a investigar y profundizar en el conocimiento. Con ese conocimiento, consiguió desarrollar en ella todo el trabajo matemático, la medicina, astronomía y retórica de la época.

Aristóteles nos ha enseñado a trabajar principalmente en el nivel "apetitivo intelectivo" (honores, reconocimientos y autorrealización) del hombre. Nos dice básicamente que el hombre puede llegar a ser lo que desee. Del ser (donde estoy), al deber ser (donde quiero llegar) hay un camino que recorrer, posible y con un fin en sí mismo.

Siguiendo en la misma línea, nos muestra que la búsqueda de la felicidad es uno de los motivadores más importantes en el hombre. Lo fue en aquella era, y hoy, lo sigue siendo.

Las sabidurías ancestrales ya destacaban también la importancia de la toma de conciencia y de vivir el momento presente en conexión con nosotros mismos, con los demás y con la Naturaleza.

Tampoco es casualidad que la primera palabra del texto chino clásico por excelencia sea 道 dào - Tao Te Ching - , "El Camino", cuya autoría se atribuye a Laozi ("Viejo Maestro"). Su influencia se ha esparcido también más allá del Lejano Oriente. En la antigua China, la palabra Tao se comenzó a utilizar con un significado más espiritual y filosófico para hacer referencia al Camino de la Naturaleza o Camino de los Cielos.

Existen otras antiguas disciplinas, como la originaria del Eneagrama, que se remonta hasta 2000 años a.C. cerca Babilonia, pasando por los griegos Pitágoras y los primeros cristianos y después a la sabiduría sufí. Se relacionan los orígenes con hermandades de sabios y con el florecimiento de las matemáticas, la astronomía, el álgebra y los antiguos maestros las utilizaban para descubrir la aptitud de los estudiantes en base a su trabajo interno y su capacitación para poner en práctica su propia sabiduría.

San Agustín, filósofo dotado de una extraordinaria elocuencia e inteligencia, fue uno de los padres de la Iglesia Católica. Esta cita suya ilustra la importancia de la sabiduría para alcanzar las metas:

"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja"

En la Edad Contemporánea, en la década de 1950, un psicólogo norteamericano, Abraham Maslow, se desvincula de la doctrina de profundizar en la patología para intentar comprender la naturaleza humana.

Estudió a las personas maduras, realizadas y con éxito y concluyó que todos podíamos ser así, lo único que teníamos que hacer era superar nuestros obstáculos internos al desarrollo y la madurez, es decir, crecer como personas.

En 1956 se publica el Myers Briggs Type Indicator en su forma moderna, herramienta basada en los tipos de psicológicos C.G.Jung (1923) donde subyace la idea de llegar a ser lo mejor de nosotros mismos. Katharine Briggs e Isabel Mayers fueron penetrantes y disciplinadas observadoras de la personalidad humana. Mayers, movida por la pérdida de potencial humano después de la Segunda Guerra Mundial, comenzó a desarrollar esta herramienta para poner al servicio de la sociedad los beneficios que ella descubrió del desarrollo de la personalidad. Se basa en identificar las preferencias naturales de cada persona para poder potenciarlas, y desarrollar e integrar aquellas que no le resultan preferidas de forma natural.

Robert Keagan (1982), psicólogo constructivista, crea un modelo del desarrollo adulto en el que concluye que el proyecto de vida se logra cuando se es capaz de arriesgar por lo nuevo y abandonar lo viejo. Identifica como indispensable la presencia de un ambiente que apoye y sostenga a la persona en el avance en su desarrollo, ofreciéndole una visión diferente de ver las cosas de forma cercana.

Esta presencia de apoyo y sostén se relaciona con la función del Coach, según es entendida en CCAMINA.

Para Keagan, en el quinto y superior estadio de desarrollo, que muchas personas no alcanzan, se aprende a reconciliar los polos opuestos del Yo: ser joven y maduro, razón y sentimiento, arraigo y apertura, aceptar ser constructivo y destructivo (recordamos la Innovación definida por Schumpeter, Ministro de Economía en Austria y Catedrático en Harvard como "destrucción creativa";, 1910). El Yo unificado está en tensión dinámica y lleno de tensiones, dice Keagan.

En 1974 se publica la primera edición de The Inner Game of Tennis (El Juego Interior del Tenis) de Timothy Gallwey, licenciado en Harvard y entrenador de tenis ya en aquella época. Era un educador interesado en la teoría del aprendizaje que se tomó un año sabático en su carrera de pedagogía para a aplicar en sus clases de tenis los principios de integración de cuerpo y mente para alcanzar un óptimo desempeño y no estorbarnos a nosotros mismos. En su prefacio, dice:

"Existe una dimensión profunda en todos los seres humanos que uno puede aspirar a conocer. Para mí, no hay nada más importante que la búsqueda de esa dimensión."

Jonh Whitmore (1937), coach británico reconocido por sus trabajos a nivel mundial como coach de líderes, resume su filosofía en una de sus citas: "No tenemos que saber cómo hacer algo para ser capaces de hacerlo. Aprendimos a caminar, a correr, a jugar a la pelota y a ir en bicicleta sin que nos dieran instrucciones". Aboga al respeto por los seres humanos, a que dispongamos de la opción de hacer las cosas a nuestra manera porque cada ser es único y sólo cada uno sabe cómo se siente mejor y más satisfecho. También afirma que sostenibilidad y liderazgo son inseparables.

Daniel Goleman (1947) alcanza reconocimiento mundial por su libro Inteligencia Emocional en 1995. Estima que la inteligencia emocional se puede organizar en torno a cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones. Afirma que "La aptitud emocional es una meta-habilidad y determina lo bien que podemos utilizar cualquier otro talento, incluido el intelecto puro".

Nuestro cuerpo acumula un increíble conocimiento. "Primates" significa "primeros" y nos distinguimos de otras especies por nuestra capacidad de cooperar y de imaginar. Y también por la capacidad de adaptación al cambio que reside en nuestro cerebro y que nos ha permitido llegar como especie hasta el siglo 21 superando crisis tras crisis evolucionando y superando desafíos. Esta fortaleza está grabada en nuestro ADN.

Es motivo de orgullo para el ser humano tener la gran capacidad de adaptación necesaria para haber superado grandes adversidades gracias a su propio conocimiento, a la cooperación y a la innovación.

Servicios y Productos