"La neurociencia estudia el órgano más complejo y admirable de la Naturaleza: el sistema nervioso. Es la base de nuestros sentimientos, pensamientos y emociones"

El año 2012 ha sido declarado Año de la Neurociencia. Esta disciplina emerge en el sigo XIX con Ramón y Cajal hasta el auge actual.

Parte de un enfoque multidisciplinar como especialidad que estudia el órgano más complejo y admirable de la Naturaleza, el sistema nervioso, dando lugar a las bases biológicas de nuestra conducta: sentimientos, pensamientos, emociones. En suma, el conocimiento neurocientífico es fundamental para comprendernos como seres humanos y para enfrentarnos a enfermedades con gran repercusión personal, familiar y social.

Muestra de ello es también el otorgamiento de dos años consecutivos del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (2010 y 2011) a profesionales de la Neurociencia: el primero aborda la comprensión de los mecanismos de la sensación dolorosa y el segundo sobre cómo se generan nuestras sensaciones, pensamientos, emociones, creatividad e inteligencia.

La introducción de las modernas técnicas de exploración funcional del cerebro supone una nueva vía de acceso a la comprensión de las funciones cerebrales más complejas del ser humano.

Su plasticidad hace que se comporte como un músculo, que se desarrolla o atrofia, y destaca por su gran capacidad de aprendizaje y de adaptación a las circunstancias estando en continuo desarrollo, haciendo nuevas conexiones. Esto es lo que permite que las personas "desarrollen" su talento, "cambien", "exploren" nuevas capacidades.

¿Cuántos cambios han sufrido nuestros pensamientos, sentimientos, emociones?

Tenemos la capacidad de aprovechar cada paso que damos para crecer y desarrollarnos. Es muy satisfactorio tener la capacidad de imaginar algo y ccaminar para conseguirlo.

Estas fortalezas están grabadas en nuestro ADN y nuestro cerebro tiene la capacidad de utilizarlas.

Desarrollando personas, CCAMINA llega hasta ellas.

Servicios y Productos